• Lifestyle

Recordando la lactancia materna

Resulta que ayer, en la salida al parque de la mañana con nena y perro, puede admirar con cierta nostalgia, cómo una mamá amamantaba a su bebé…y claro, no pude evitar recordar aquellos entrañables momentos, que ya parecen tan lejanos… Y como yo soy de guardarlo todo, rebuscando en casa, encontré un escrito que por aquel entonces pude plasmar en un folio, de cómo me sentía y lo bonito y duro que fueron los comienzos…aquí os lo dejo!!!

Antes de desarrollar este post, quiero que quede claro que respeto la decisión que cada mamá toma con relación a su bebé, y en este caso con relación a su forma de alimentario…son temas muy controvertidos y entiendo que cada mamá elige lo mejor para su hijo según sus circunstancias…y precisamente, basándome en las mías, os explico mi relación con la lactancia materna, mi elección y los tropiezos y ventajas con las que me he topado! No me preguntéis por qué, pero incluso antes de estar embarazada, tenía muy claro que, el día que fuera mamá, quería darle de mamar a mi hijo. Necesitaba vivir esa experiencia, tanto como el ser madre, aunque sabía que me exponía a que, por determinadas circunstancias, este deseo se viese truncado!

 

Había oído varias experiencias negativas al respecto: que si la leche podía ser de mala calidad o insuficiente, los riesgos de mastitis o grietas sangrantes que podían obligarte a detener la lactancia…y un largo etc que creo que no ayuda a enfrentarse con seguridad y tranquilidad a uno de los aspectos, para mí, más bonitos y milagrosos de ser mamá.

Me habían advertido que la leche tardaría en subir, incluso más que tras un parto vaginal; ya que, al practicarse una cesárea, parece ser que el cuerpo tardaría en “enterarse” de que ya le había regalado la preciosa criatura que albergaba, al mundo.

Y así fue! Fueron tres días de larga espera, los que tuvieron que transcurrir, hasta que el llamado “oro líquido” empezase a brotar como si de un manantial se tratase!!! Sí, sí, lectores…qué barbaridad!!! Una no pensaba que la confusamente llamada “subida de la leche” se podía manifestar de una forma tan abrupta!! Jamás de los jamases podría haberme imaginado con semejante pecho…hasta tal punto , que llegué a temer por un reventón inesperado…pero todas las mujeres a mi alrededor me calmaban con el ansiado “es normal”!

No sé si el motivo de esta tremenda e infinita “producción láctea” se debe a mi genética, a mi buena alimentación, a la excesiva y constante succión del Maia durante tres días ( vivía con ella prácticamente colgada del pecho ), o simplemente se debe a la suerte, pero haciendo alusión al nombre del libro de Carlos González sobre la lactancia materna, esta experiencia está siendo para ambas “un regalo para toda la vida”.

Los primeros días no fueron fáciles…las malditas grietas, tal y como me auguró una enfermera y como si de un mal fario se tratase, se apoderaron de mí! Seguí las instrucciones pertinentes: rociarme constantemente con el bendito Purelan, colocar al bebé en la mejor de las posiciones ( o eso creía yo), rociarme tras cada toma con un poco de leche materna…pero ninguno de estos consejos evitaron el doloroso desencadenante! Me considero una persona dura, no sé si por mi pasado deportivo, en el que te acostumbras a vivir con presión y lesiones, pero a punto estuvo de ganarme el pulso el dolor, privándonos a las dos de este obsequio!

 

Recuerdo con horror la boquita bien abierta del bebé acercándose a las heridas, mientras yo me mordía con fuerza el puño introducido previamente y por completo en la boca! Pero hubo tres factores que me animaron a seguir:

– uno, era ver que la niña mamaba a la perfección y crecía a la velocidad del rayo, siendo yo consciente, además, de los nutrientes y defensas que le estaba reglando.

– el escuchar otros testimonios como el mío, que finalmente habían tenido un final feliz…y ya sabéis, “mal de muchos consuelo de tontos”, pero a veces nos es suficiente con saberlo y nos apoyamos en ello.

– y tres, los sentimientos que brotaban en lo más profundo de mi ser, cada vez que aquel garbancito mamaba agitadamente apoyadito en mi pecho, mientras trataba de agarrarse vagamente a lo que se encontraba por el camino ( mi mano, la tira del pijama…) para que nadie le robase su bien más preciado.

Mi salvación fueron las horrendas pezoneras de silicona! Sí, sí, esas que nadie recomienda, ya que aseguran que dirigen la lactancia a la boca del fracaso! Pues para mí, fue la única forma de ver una luz al final del túnel, ya que, al paso que iba, me arriesgaba a sangrar y con ello tener q detener definitivamente la lactancia. Son incómodas, el bebé traga de esta forma más aire, y además no está totalmente en dulce contacto directo con la madre…pero me permitieron hacer callo durante un mes, mientras ella y yo nos convertíamos en unas expertas en este arte. Tras este período de cura y aprendizaje, mi bebé mama a la perfección, sin pezoneras o ayudas necesarias y pudimos disfrutar de la lactancia de la forma más natural posible. “Si es esclavo”, os preguntaréis o lo afirmaréis incluso…pues sí! Durante unos meses o incluso años, vives pegada a un bebé, que depende totalmente de ti, ya que eres su único sustento. Pero para mí, es la “esclavitud” más dulce y tierna que existe.

Si eres de esas mamás que han decidido libremente, o por imposición, prescindir de la lactancia materna, cuentas con todo mi respeto y apoyo… pero si eres de esas, que como yo han disfrutado de este, para mí, placer, espero que te hayas sentido identificada con cada una de mis palabras. Están escritas con la pluma de mi corazón y empleando como tinta el “oro líquido”más puro.

Un besazo y hasta el próximo post, dónde ya me centraré en la alimentación sólido de la nena y en los trucos que he ido empleando!!! Besamos!

Te ha gustado este post, compártelo!Share on FacebookTweet about this on Twitter

66 Comentarios

  1. Hola! Que bonita historia. Me alegro muchísimo de que al final pudieras disfrutar con tu pequeña de la lactancia. Yo lo intenté hasta el final (ingresaron a mi bebé deshidratado en la UCI de neonatos) y nunca tuve leche. Fue muy duro porqué me dijeron que lo estaba haciendo bien y que sólo debía insistir porque “todo el mundo puede” y no fue asi. Así que muchas gracias por acordarte también en tu relato de las que no hemos podido a pesar de todo.
    Un abrazo!!

  2. Que momento más bonito, iba leyendo y recordaba mi experiencia, mi peque llego con su “tetita” hasta más allá de los tres años, salía del cole y pedía su momento. Y ha sido una experiencia maravillosa.

  3. Muy identificada. Llevamos 17 meses de lactancia materna. Al principio se me hacía imposible llegar a los 6 meses de LME pero según pasaban las semanas todo iba resultando más fácil. Yo animo a todas las mamás que estén pasando por dificultades que no tiren la toalla, pues todo pasa. Me ha encantado el post!

  4. Pelee muy bonito yo estuve 10 meses dando le el pero a mi Victoria y xq me puse a currar si no creo q hubiera estado as tiempo era con lo q se dormía tan plácidamente ahora ya tiene 17 meses y cuando vea a mamiscon iños mayores q a mia aun dandole el pecho extraño esa sensación!!
    Felicidades es a mi experiencia lo mejor

  5. Precioso, el día que sea madre me encantaría poder dar de mamar a mis hijos. Creo que es la forma más bonita de demostrarle al mundo lo que es amor y que somos carne para ser vivida de cerca… gracias ! Un beso

  6. Hola guapa, tengo un bebé de 9 meses al que sigo amamantando (lactancia con alimentación complementaria) a veces ha sido duro, grietas, mastitis, inflamación…pero como dices, es una unión de energía que no se puede explicar con palabras, es un instinto primario al que le acompaña una sensación de placer (cuando pasan las primeras y duras semanas) que te hace sentir que lo estás haciendo bien! Yo intentaré continuar la lactancia por las tardes y noches hasta que pueda y el bebé quiera porque es algo muy especial, sin contar lo cómodo que es en los viajes y lo que ayuda a consolarles cuando están malitos o tienen mucho sueño, mi chico me dice a veces, “claro, si yo tuviera teta también le dormía así de rápido…” 😉

  7. Hola María, aquí estoy en mi mecedora leyendo tu post con mi hija de 11 meses colgada del pecho. Así que , que si me siento identificada? TOTALMENTE !! Yo a diferencia tuya no tenía tan claro el tema de la lactancia , recuerdo el día que nació Nora cuando la enfermera me dijo: “lactancia exclusiva 6 MESES ” que pensé que ha dicho ? 6 MESES!!!! si consigo llegar a 4 daré gracias . Y aquí me tienes camino del año y no veo el momento de cortarla. La veo tan feliz , por las noches me parece tan bonita esa sensación de conexión de la que hablabas que no me apetece cortarla, la estoy disfrutando un montón . Así que estoy dejando que fluya e imagino q llegaré un día en que ves claro el final .
    Un besito

  8. Que bonitas palabras! Considero que toda decisión es respetable pero tambien que toda madre deberia saber que se siente dando de mamar a su bebe. Es amor puro. Es algo indescriptible…algo tan maravilloso…

  9. Hola Maria!
    También use las pezoneras de silicona durante dos meses,hasta que mis pechos se adpataron y el bebe dejo de hacerme daño,lo amamanté durante 12 meses y lo hubiera hecho más tiempo, pero decidió dejarlo,ya no quería mamar más. Fue una experiencia maravillosa!

  10. Aayyy que palabras maaas bonitas!!! Yo estoy esperando a mi niña, Nahia. Y tengo mucha ilusión en darle el pecho también.
    Me anoto los consejos que has puestos.
    Un besote guapa!!!

  11. Hace poco que te leo, pero eres increíble y me encanta ese modo tan cercano de cómo te expresas. Mi peque ha cumplido un año este mes, y tras una larga búsqueda llegó. Seguimos con la lactancia, y sí, encuentras comentarios de todo tipo. Que si estoy exclava, que no es normal ya darla, que sino tengo leche y sólo juega, que si va a estar hasta los 18… No sé cuánto durará pero lo que has expresado.. esa unión que siento con ella es indescriptible.

    Un abrazo, felices fiestas. Seguiré leyéndote.

  12. Totalmente de acuerdo contigo! Soy mamá de un bebé de 9 meses, aún sigo con la lactancia…y todo, absolutamente todo, me ha sucedido…ese dolor los primeros días con las grietas…ese pensamiento de: no puedo, otra vez quiere? No puedo más! Agarrarme a lo que pillaba, y continuar…es duro, esclavo, pero lo más bonito que he hecho nunca…respeto la decisión de cada mamá, todas queremos lo mejor para nuestros bebés, y animo a todas las que están en esos primeros días!

  13. Totalmente de acuerdo contigo! Soy mamá de un bebé de 9 meses y sigo con lactancia materna. Es duro, esclavo…pero también, una de las decisiones más bonitas que he tomado. Todo lo que dices…me es taaaannnn familiar…los primeros días, la subida de la leche (ese momento en el creí que rebentarían de forma literal), las grietas…el pensamiento de: ya? Otra vez quiere? No puedo más…ese dolor…agarrarme a lo que pillaba y pensar: aguanto hasta mañana, y mañana lo dejo, y al día siguiente volver a pensar lo mismo, y continuar… y alegrarte, alegrarme a día de hoy de continuar, de superar el dolor, la incomidad, ver lo especial que es y ha sido cada momento que le he tenido al pecho. Mucho ánimo a todas las que estén empezando, todo se regula, y es maravilloso!

  14. Hola María. Precioso Post. Soy mamá de un bebé de 6 meses. Estoy de acuerdo contigo en que cada mujer tiene que vivir la maternidad/ lactancia como quiera. Ya sea lactancia materna o artificial. Lo que le haga feliz a la madre, le hará feliz al bebé. Que pena que este tema siga creando tanta controversia. Cada persona tiene sus circunstancias y preferencias, y todo es respetable. Me siento muy identificada contigo. También doy lactancia materna a mi hija. Los comienzos fueron” durillos”, muchas dudas, falta d experiencia, opiniones por parte de terceros…. A pesar de eso, continué y no tiré la toalla. Hoy en día, expertas en el tema, siento que es una experiencia maravillosa, única, que nos aporta más de lo que pude imaginar. Mi bebé crece, está feliz, sana. Será instinto, o amor de madre, algo que solo podemos entender las que lo vivimos.

  15. Me recuerda tanto a mi experiencia vamos dirá q es prácticamente igual solo q mi grieta y al lA tuve k k curar con crema con atibootico y la pezonera y dolor horroroso pero mereció la pena el la expericia más bonita q e vivido

  16. Muchas felicidades.
    Yo sigo dando lactancia materna con 13meses y para mí es el ratito de estar juntas y darnos los mimitos que durante el día con las prisas no podemos.
    Es lo mejor.
    No sé puede explicar con palabras esa sensacion

  17. Muchas felicidades.
    Yo sigo dando lactancia materna con 13meses y para mí es el ratito de estar juntas y darnos los mimitos que durante el día con las prisas no podemos.
    Es lo mejor.
    No sé puede explicar con palabras esa sensacion

  18. Has descrito totalmente mi experiencia con la lactancia, grietas, pezoneras que nadie recomendaba,… pero, yo, la decisión la tomé el día que sangré de las grietas y mi pobre pequeña tenía que mamar de ahí. Bendito remedio las pezoneras!! Salvación de nuestra lactancia. Con el segundo ya no las tuve que usar.

  19. Ohh maria me ha encantado.tu post. Soy mama de una nena de casi 5 meses y he pasado x todas las emociones q cuentas… si es muy sacrificado pero es realmente alucinante y se crea un vinculo yo creo impenetrable.. mi niña es un regalo divino y poder amamantarla ha sido mi segundo regalo… te comenta una mama soltera demientras amamanta a su bebe

  20. Totalmente contigo, viví lo mismo jajaj hasta las pezoneras!! Pero, a día de hoy con 16 meses seguimos con ello. Aunque no creo que por mucho tiempo más. Me está cesando la producción, ya sea por un desajuste hormonal o lo que sea… ¿Tu por qué párate? Y… ¿Cómo lo hiciste? Cuando la pequeña Maia te pedía… ¿Que hacías para que no lo pasara mal? Estoy echa un lío…

  21. Qué bonito! Es verdad que se olvida en seguida. Yo también saltaba de dolor con las grietas e incluso tuve mastitis! Pero fue cosa de diez días. Ahora mi bebita tiene tres meses y está gordi y sana. Para ella mamar es paz, confianza, su madera de abrazarte, besarte… Aunque dentro de un mes voy a tener que destetarle para ir a trabajar, me alegro de haber podido vivir esta sensación que nos ha unido tanto durante 4 meses!

  22. Hola Maria!!!! Totalmente de acuerdo contigo! Mi nena de 14 meses sigue tomando pecho y aunque a veces se me hace muy pesado reconozco que es un vínculo precioso! Yo también tuve que usar pezoneras de vez en cuando y Maren como Maya mamá sin ellas perfectamente de hecho no quiere ni ver ni chupetes ni tetinas de biberón o sea que seguiremos lactando hasta que la peque quiera!!!!
    Un abrazote para ti y para Maya

  23. Hola Maria!
    Muy identificada con tu historia. Y aún, con 27 meses, seguimos disfrutando de esta experiencia tan maravillosa que crea una conexión y complicidad tan bonita entre madre e hija.

  24. Enhorabuena por tu lactancia!
    Sólo decirte que lo de que por ser cesárea sube más tarde la leche es un mito muy extendido. El proceso empieza cuando la placenta se desprende .En todo caso se retrasaría más en un parto vaginal porque, por desgracia, todavía en muchas cesáreas separan al bebé de su madre. Pero si el bebé succiona desde el ppio es igual que en un parto vaginal.

  25. A mi me paso exactamente igual! Yo ppr poco iba a tirar la toalla…y probe con l pezoneras y me salvaron y yo estuve más tiempo con pezoneras..y me fue muy bien..aunque prefería estar sin ella..pero me salvo la lactancia!

  26. Gracias por visibilizar la lactancia, sus beneficios y a veces, sus dificultades. La gente pública podéis hacer mucho bien. Mi lactancia fue exactamente igual que la tuya. Dura, con grietas, con pezoneras salvadoras y al final 18 meses de puro amor. El prteo, la lactancia, criar con apego… Necesitamos que la gente pública lo griteis muy alto.
    Gracias María

  27. Maria me a encantado leer tu post…
    Yo hace 3 meses fui mama de un niño y ahora si se puede decir que estoy disfrutando de la lactancia… , pero yo e pasado como tu con las grietas uff siii que mal lo e pasado y con dos mastitis que como tu as dicho casi me rindo, pero fui fuerte y lo mejor que hice.
    Ahora veo ami pequeño hugo crecer y lo que mas le doy gracias es ese momento de estar los dos juntitos 😍😍.
    Muchos besos maria saludos 🙋😙😙

  28. Me ha encantado tu post. La verdad es que hay un desconocimiento total de la lactancia materna antes del embarazo, pero si te informan bien puede ser maravillosa. La nuestra lo fue los casi 17 meses que duró. No sufrí ni mastitis ni grietas, pero si las crisis de lactancia y apunto estuve de renunciar sino hubiera sido por la matrona que me llevó el final del embarazo y fue quien más información me dio sobre toda la lactancia.
    Ahora, 1 año después miro a mi hija y a veces sigo con la morriña de aquellos ratitos en los que sólo éramos ella y yo.

  29. Gracias María por visibilizar la lactancia, lo maravilloso y lo, a veces duro. Mi lactancia fue exactamente igual que la tuya, grietastas, dolor, desesperación, pezoneras salvadoras… Y al final una maravillosa lactancia de 18 meses.
    La gente popular debéis hablar, hacerlo real, lactancia, porteo , crianza con apego. Una ma/paternidad desde el respeto y el amor.
    Y por cierto, yo también me emociono cuando veo a una mamá lactando.
    Gracias María

  30. Hola,mi bebé tiene 1 mes y me paso exactamente lo mismo sólo que las pezoneras las use 2 dias para que se me curaran los pezones porque me dolía muchísimo y mejoro el dolor.
    Sigues dando el pecho?Como dices es esclavo el dar el pecho pero no lo cambio por nada.un besito muy grande

  31. Hola guapa!! Te leo y es como si lo escribiese yo. Mi princesa tiene 14 meses y es que tú historia sobre la lactancia es calcada a la mía, pezoneras incluidas (las cuales perdí y encontré unas 15 veces… jajaja). Yo decidí dar el pecho 3 meses antes de dar a luz y ha sido la mejor experiencia de mi vida. Es duro, muy duro pero también mágico y tannn bonito que lo volvería a hacer. Mi niña se destetó a los 10 meses por motu propio y sigue creciendo más y más. Animo a todas esas mamis que ahora están comenzando con la lactancia a que no tiren la toalla y hagan caso a su corazón. Os dirán muchas veces que estáis abocadas al fracaso, así gratuitamente (cuando te pones las pezoneras, cuando le pones chupete, cuando quieres compaginar la lactancia con la vuelta al trabajo…) pero si quieres puedes, solo vosotras y vuestro pequeño tenéis esa decisión. Un besote ( que a gusto me he quedado)

  32. Tu descripción me ha recordado mi vivencia. Aunque a mi me hubiera gustado tener más resistencia física para que mí leche le alimentarse mejor a mi pequeño. Al mes y medio, él estaba como una rosa y yo ya no tenía fondo, empezando a ser insuficiente mi leche para él. Hay que cuidarse todo lo que podamos, alimentandonos muy bien y descansando lo que nos dejen nuestros bebés.

  33. Tu descripción me ha recordado mi vivencia. Aunque a mi me hubiera gustado tener más resistencia física para que mí leche le alimentarse mejor a mi pequeño. Al mes y medio, él estaba como una rosa y yo ya no tenía fondo, empezando a ser insuficiente mi leche para él. Hay que cuidarse todo lo que podamos, alimentandonos muy bien y descansando lo que nos dejen nuestros bebés.

  34. Me ha llegado a emocionar tu historia, y me he sentido muy identificada con lo que cuentas. Comparto que son momentos mágicos con nuestro bebé, únicos y preciosos aún con lo esclavos que son, pero sin duda merece la pena porque una vez superados los primeros meses que son los realmente duros, incluidas las crisis de lactancia de las que muchas veces nadie nos habla, cada momento con nuestro bebé pegado al pecho con sus pequeñas manitas buscando nuestra piel es una mezcla perfecta de sensaciones preciosas y felicidad para ambos. Mi bebé tiene ya 25 mesines y aún continuamos con la lactancia, y sigo disfrutando cada momento en que me pide tu tetita y se queda a mi lado acurrucado tan feliz!!! Seguiremos así hasta que ambos decidamos, pero no puedo evitar sentir pena al pensar que pronto puede llegar ese momento… Así que de momento seguiré disfrutando de nuestros momentos mágicos en la tetina!!! Un fuerte abrazo y un montón de besines María, eres estupenda!!!

  35. Es como si hubieras descrito a la perfección mi experiencia… pezoneras por un tiempo incluidas! 7 meses y seguimos, me da pena pensar en el día que lo dejemos…

    Precioso texto!

  36. No se puede describir mejor, yo no tuve grietas fuertes, algunas molestias que el purelan alivió. Estuvo algunos días en incubadora por ictericia, y aun así, dándole bibis que me sacaba en el lactario del hospital, en cuanto retomamos el contacto, ¡tetita al canto! Sería que los dos teníamos muchas ganas.
    Recuerdo la subida con una sensación como de gripe, arropada con mantas en el sofá y algunas décimas, pero todo fue estupendo, la mejor experiencia, y aunque mi niño ya tiene 3 años, y lo dejamos a los 10 meses, por su propia disposición, (prefería comida más contundente A esas alturas, jejeje) todavía lo echo de menos, tenerlo tan pegadito a mi…Que fantástica experiencia me regaló la vida.

  37. Me he gustado mucho, si es verdad que la lactancia materna es dura ( yo estoy ahora metida de pleno) pero cuando veo la carita de mi peque como me sonríe y como va creciendo se me pasa todo. Yo también tuve grietas( cuando tenía 3 meses) pensé que lo iba a tener que dejar porque sangraba y me dolia un montón. Pero al final con paciencia lo superamos. Así que muchas gracias por contarnos tu experiencia porque ayuda ver qué a otras mamás también les pasan estas cosas!!!
    😘😘

  38. Si, lo comparto. Ese sentimiento de placer solo lo sabe quien le ha dado pecho. Yo tuve esos mismos problemas y la pezonera también fue mi salvación..ahora es mi niña de 16 meses quien ha decidido q no quiere más, asi q satisfechas las dos. 😄

  39. Hola María, me siento muy identificada contigo por muchas cosas, somos casi de la misma edad, somos pelirrojas con pecas las dos, incluso a mi me dicen k me parezco mucho a ti, hemos sido mamá casi al mismo tiempo de dos princesas preciosas y las dos hemos disfrutado y “pasado” por la maravillosa experiencia de la lactancia aunque yo sigo con ella. Muchos besos 😘😘

  40. Me ha encantado tu post!! Yo estoy embarazada de 4 meses y medio y me gustaría poder darle el pecho a mi niña. Pero una pregunta, los 3 días que tardó tu “subida de leche” con qué alimentabas a tu niña??

  41. Totalmente identificada!!! Podría decir que es mi propia historia. Enhorabuena por plasmar tu experiencia tan claramente.
    Cuando te quedas embarazada todo el mundo te habla de lo poco que vas a dormir, pero nadie te dice lo duro que es la lactancia materna….eso sí!!! Te preguntan…le vas a dar el pecho???…Y tú…si puedo, si!!!…a lo que responden…muy bien, muy bien!!!…
    que digo yo…por dentro estarán diciendo….jijijijij la que te espera 😥….
    Pero eso sí!!! Con un final maravilloso, Y cambiando las lágrimas de dolor por lagrimas de emoción. ❤️

  42. Querida María,
    Yo soy una de las madres que me siento identificada.
    No hay para mí un recuerdo mås dulce y positivo, , más ûnico y duradero que el haber dado de mamar a cada uno de mis tres hijos. Convencida de haber tomado la mejor decisión para ellos por sus inmensos beneficios, tanto fįsicos como emocionales… La mejor de mis experiencias como madre sin dudarlo.
    Animo a todas las madres que puedan a practicar la lactancia.
    Un beso enorme y gracias por compartir esta experiencia tuya que te ha reportado un gran plus a tu vida como a la mía.
    Seguid disfrutando de las próxmas etapas 😘

  43. Me ha encantado leer tu artículo..
    Que buenos recuerdos!!. Mi historia es muy parecida aunque tengo que incluir a mi amigo el sacaleches. Ya que al principio me sacaba para las tomas en la guardería. Yo le di la teta hasta los tres años y medio. Hasta que ella lo dejo, hace un año.
    Esos momentos tan especiales son únicos. Los echo de menos.

  44. Me siento totalmente idéntificada contigo, mi nene tiene 16 meses y recuerdo perfectamente cuando comencé a darle el pecho, aquellos primeros días en los que no sabía que dolor aún más duro me esperaba, ya que las grietas cada vez dolian más y me preocupaba muchísimo que sangrara demasiado y que mi bebe lo subsionara, sin embargo ha sido la mejor de las experiencia, la recomiendo totalmente a todas. Es indescriptible el amor que sientes en ese momento.

  45. Es muy bonito y duro a la vez (al principio) una vez nos conocemos es un milagro!! Mi primera hija en febrero hace 4 años y continuamos con la lactancia, y mi segunda hija en enero hace 1 año y también estamos lactando. Así que muchísimas veces hacemos tándem y ellas se buscan…se tocan….se quieren (ojo! Que se querrían igual sino mamaran claro….) ❤️💕💕❤️Es lo más bonito que me podían enseñar. Me ha encantado tu post.

  46. Tal cual lo narras, tal cual fue mi experiencia..como base mis ganas de amamantar incluso antes de quedarme embarazada, una mami que había amantado ( mi gran apoyo), el libro de Carlos ( un regalo para toda la vida) el cual leí, releí y volví a consultar…purelan y la postura ( esencial en mi experiencia) con suerte evite grietas y mastitis…18 meses de lactancia materna y mi hijo dejo el pecho x voluntad propia..la experiencia más bella vivida… vuelvo a estar embarazada y con el mismo deseo de hacer el mismo regalo a mi futura bebita.

  47. Hola María!! Tal y como cuentas mi experiencia con la lactancia de mi peque al principio fue durillo y no ayudaban mucho los comentarios de mi alrededor pero ha sido una de las mejores experiencias q me ha regalado mi niña que tras 18 meses pudiéramos estar tan unidas a través de la lactancia
    Un beso y gracias

  48. Comparto el mismo sentimiento.. 2 años de lactancia y lo q nos queda. Me alegra ver como personajes públicos apoyan la l. M tan buena y tan necesaria para nuestros hijos. Gracias mariacastro.

  49. Me siento muy identificada con casi todo lo q dices, menos con las grietas pq tuve la suerte de no padecerlas! Mi bebé (bien, mi niño) ha hecho ya 2 años y ahí sigue enganchado y q no vemos el final. Es muy pesado pero cómo dices, cuando les ves tan felices, todo se pasa! Muchos besooos!

  50. Hola Maria! Acabo de leer tu spot y empiezo a sentirme taaaaan identificada contigo! Hace cuatro días que nació mi príncipe y estoy liada con la lactancia materna. Mis pechos que de por si son grandes, se encuentran actualmente a punto de explotar! Grandes y duros… estoy masajeandomelos, con extractor de leche para no perder esa leche dorada tan valiosa como es el calostro… pero tengo que reconocer que está siendo muuuuuy durooooo… Espero ver ese momento de enganche bueno y sustracción perfecta de leche con mi bebé y poder disfrutar de esa etapa que tu tanto has disfrutado.

    Un beso desde Cádiz!

  51. Hola Maria se perfectamente de lo q hablas,yo amamante a mi niña 3meses y esa sensación jamas se me olvidara,también utilice las pezoneras d silicona y me fue d gran ayuda.Por cierto enhorabuena por tu obra d teatro,gracias por hacerte la foto con mi chico este fin de en cartagena,ya q fue regalo d aniversario ir a verte a la obra,gracias

  52. ¡Que bonito, Maria! Mi bebe tiene dos meses y la verdad es que lo estamos disfrutando un montón… Coincido contigo en que es un regalo para toda la vida, qué gozada 😃

  53. Hola Maria!! Preciosa publicación!!! Me siento muy identificada. Es muy duro pero la recompensa es brutal. Disfruta al máximo que el tiempo pasa volando. Mi hija ahora tiene 6 años y cada etapa se vive diferente, mantenemos unas conversaciones realmente interesantes, jajaja!!! Y es que ella lo que más desea es pasar tiempo con sus papás, así que hay que aprovechar para cuando ya no le apetezca tanto.. un saludo guapa.

  54. Me encanta tu post. A mi hija mayor le dí pecho hasta, casi, los dos años y medio. Lo dejamos porque me quedé embarazada y no soportaba el dolor en el pecho cada vez que lo cogía. Hace un mes nació el pequeño y espero estar como mínimo hasta ese tiempo dandole pecho. Yo tambien estoy con las dichosas pezoneras. En el primer caso por pezón plano, en el segundo caso por el frenillo lingual, que le cuesta agarrarse.

  55. Me siento súper identificada. Me pasó todo igual hace a penas 8 meses, las grietas, la inflamación de los pechos, las pezoneras… todo igual. Fueron momentos duros y casi tiro la toalla, incluso tuve que ir a urgencias porque la peque vomitó sangre digerida y nos dimos un susto de muerte, pero una vez pasado el primer mes, llegó el disfrute máximo y poder compartir una conexión única entre las dos. Todavía sigo disfrutando. Viva la lactancia!!!

  56. Qué post más bonito y sincero! Me he sentido muy identificada porque yo también tengo una nena que tiene casi el mismo tiempo que la tuya (17 meses) y también nació por cesárea.
    Los inicios en la LM pueden ser muy difíciles. A mí me salvó, además de mi carácter “deportivo”, como tú dices, la enorme experiencia de mi matrona (me llamaba todos los días por teléfono y me hizo ir un montón de veces a su consulta) y el acudir a un taller de lactancia. Ahí me ayudaron a recuperar la seguridad y superar los miedos de esas primeras semanas y me enseñaron a dar teta hasta haciendo el pino si me apuras😂. Ahí hicimos muy buenas amigas y conocí a mujeres extraordinarias y bondadosas. Desde entonces, siempre recomiendo a las fututas mamis de mi entorno que se informen mucho y acudan a los talleres cuando estén embarazadas para que vean su funcionamiento y seapan a quien acudir y como pedir ayuda en un momento dado. Eso que tanto nos cuesta a las mamis… jejeje. Nosotras aún seguimos con LM, ¡Quién me lo iba a decir!
    Besitos

  57. Hola! Has dicho en otro post q le diste el pecho hasta los ocho meses y medio, cual fue el motivo de la interrupción de la lactancia materna?
    Mi bebe tiene 11 meses y cada día más enganchada.
    Besos

    1. Ella sóla decidió UN buen día que no quería más…y aunque insistí, ya habia llegado a su Final!

  58. Hola Maria! Leo ahora tu post y tu último comentario. Enhorabuena por esos 8 meses de lactancia ! Llevo 8 años dando teta a mis tres hijos y va a ser la experiencia mas inolvidable de mi vida. Mis hijos han tomado teta hasta los 4 años el mayor, hasta los 3 años el mediano y la peque que con 20 meses sigue disfrutando de la teta. A los 8-9 meses puede haber un falso destete que posiblemente fue tu caso.
    Hay muchos mitos muy muy arraigados respeto a la lactancia y muchos de ellos los he leído en tu post , me gustaría comentarte alguna cosilla al respecto porque hay cosas que se deberían dejar de creer y por tanto es importante comentar….
    no hay mala leche..toda mujer tiene la leche con la calidad y la cantidad suficiente para alimentar a su bebe
    .. La succión del bebe es lo único que estimula a que haya una buena producción, en cesáreas la no separación ayuda a esa subida junto con la estimulación del bebé.
    las pezoneras son un puente para salvar muchas lactancias como fue en tu caso y los bebes tarde o temprano las acaban quitando, pero…, las grietas son por algun motivo ( postural, limitación de la boca del bebe por ejemplo por posible frenillo)… El pezón no tiene que hacer callo!!!! La lactancia no duele …y si duele algo no va bien…..
    el purelan no hace nada, lo que se recomienda es aceite de oliva que es hidratante y antibacteriano y tu leche jamas se debe echar para curar una grita, si en la leche habria alguna infección ,esta se extendería .
    Imagino que en su momento contactarías con alguna asesora de lactancia en tu comunidad o tal vez acudiste a algún grupo de lactancia en tu zona. Si no es asi, puedes considerar esta opción en caso de otra segunda lactancia, con la idea de que puedan disfrutar de ella desde el minuto cero de vida.
    Durante su primer año de vida la LM es su principal alimento y hasta los 2 años sigue siendo uno de sus alimentos más importante junto con la Alimentación complementaria. Y a partir de ahí hasta que madre e hijo quieras ( recomendaciones de OMS y la AEPD) .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.