• Ideas para tí

Preparada para Maia y sus catapultas de alimentos

Maia crece muy rápido, y nosotros debemos y queremos aprender a su lado, de la mano y sin perdernos ninguno de sus tremendos pasos de gigante! Parece que fue ayer cuando todavía se alimentaba de mi pecho ( estuvimos pegaditas 8 meses y medio) y ahora ya disfruta a lo grande de todo tipo de alimentos.

Toda mi intención, tras haberme leído varios libros sobre la alimentación infantil, era aplicar el más puro Baby Led Weaning…pero llegado el momento, y quizá por mis temores de madre primeriza ( se alimentará suficientemente bien, se atragantará…) pues opté por el potito, que tan buen resultado le dio a mi madre, en mi desarrollo. Ah!! Y llegados a este punto, os aconsejo que reguéis siempre el potito, una vez ya caliente, con un chorrito en crudo de aceite de oliva virgen extra…eso suele funcionar siempre!

La verdad es que Maia me lo puso bastante fácil, porque es “tragonceta” desde el día que nació! Mamaba con la misma fuerza y energía, que luego  acogió a posteriori la fruta, verdura y demás alimentos. Quizá si le hubiese hecho ascos a ese tipo de comida triturada, sí que hubiese experimentado con el Baby Led Weaning…técnica más que eficiente también!!! Pero es que a esta niña, todo le viene bien!!!

 

Es verdad que siempre he intentado darle comida casera y bien sabrosa, siguiendo las pautas de introducción del alimento de nuestra pediatra y además de eso, le he permitido jugar con la comida y “conocerla” con las manos previamente…la ropa de los niños está para ensuciarse y entiendo que ellos necesiten “tocar” antes el alimento, para confiar en lo que se van a comer. Así acababa la cocina…!!! que aquello parecía una batalla campal…!!!pero no tanto por escupir el alimento, sino por toquetearlo todo, y como digo yo, “por comprobar qué ruido hace al caer”!

De todos modos, tampoco practiqué el más puro estilo del puré, porque siempre le dejaba cerca del plato algún que otro alimento bien blando, por si le apetecía experimentar en sus encías!! por ejemplo, los palitos de zanahoria cocida fue casi de lo primero en caer en sus redes!! Primero a modo de juego, y tras descubrir lo sabrosa que era, pues para roerla cuál ratón, hasta hacerla desaparecer! De esta forma, el paso a la comida sólida fue también muy sencillo, ya que la niña estaba también acostumbrada a gestionarse los posibles trocitos de comida sólida, aunque blanda, que se llevase a la boca!

De hecho enseguida quiso dejar atrás el mundo puré y ya hace mucho que prefiere explorar los alimentos por separado o en su textura original…así que yo creo que cada uno debe aplicar el método que le sea más cómodo ( no sólo al bebé, si no también a la mamá/papá ), y sobretodo el método que le inspire más confianza. Como siempre, la intuición materna/paterna y también  la propia naturaleza del bebé para determinar qué y cuánto comer, son al final los que marcan la forma de alimentación en cada caso. El único humilde consejo que os podría dar es tratar de entender la alimentación como un juego, y no como un sacrificio…aunque supongo que es fácil decirlo, cuando tu bebé no le hace “ascos” a nada.

Eso sí, como os he dicho antes, preparaos para poner la cocina patas arriba!!! Ahora que Maia ya come de todo ( menos el fruto seco, por si acaso), por la mía tiene que pasar un escuadrón de limpieza al acabar! Todo aquello que no necesita, o no quiere, al suelo que va…sólido, líquido…poco importa el estado! Hasta ahora tenía a Momo muy pendiente de recogerlo todo…para él, “todo lo que cae en la red, es pez”, pero claro, el suelo no quedaba así mucho más limpio…quedaba limpio de trozos, sí,  pero más sucio de “manchurrones”!!

Pero a mi casa ya ha llegado la salvación…con la aspiradora Kärcher VC5  tengo la faena rápidamente solucionada! Una pasadita para recoger todos los tropezones sobrantes y a otra cosa mariposa!!

Además puedo pasarla fácilmente con una mano, mientras porteo al bebé en el otro bracito; y una vez acabada la faena, se guarda fácilmente al ser compacta! Así que ya sabéis qué salida tenéis, los que tengáis como bebés, a lanzadores en potencia!! Nosotros ya estamos preparados para las catapultas de alimentos!!

Te ha gustado este post, compártelo!Share on FacebookTweet about this on Twitter

3 Comentarios

  1. Hola Maria! Yo estába igual, queriendo probar lo de la comida a trozos, ya que a Lucía le interesaba muchísimo la comida… pero a a papi no le hacía mucha gracia. Así que llegamos al acuerdo de papilla a mediodía y noche y fruta a trozos por la tarde. Eso cambió, en 3 días por la noche no consentía el triturado decía que ella quería lo mismo que nosotros. Así que ella tiene 12 meses y hace 2 meses que todos lo que come son trozos. Ósea lo que comemos nosotros a todas horas. Pero es lo que tú dices lo ponen fácil porque les encanta comer. Muchas gracias por compartir la experiencia con todos! Un saludito y FELIZ NAVIDAD!
    nolytt333@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.