• Recetas

Chirlas a la gallega!!

El post de hoy hará las delicias de los verdaderos amantes de la cocina…! Tanto si deseáis completar vuestra mesa con este suculento plato, como si no, comparto con vosotros la receta, heredada de mi madre, de un verdadero manjar: las chirlas a la marinera!

Como buena gallega, los pescados, y en ocasiones los mariscos, forman parte del menú a degustar en mi casa familiar! Además cuento con la mejor cocinera…ya sabéis, mi madre! Que tendrán las manos de nuestras mamás, que convierten en oro, la materia prima que tocan.

Desde niña, las almejas a la marinera es uno de mis platos favoritos! Actualmente solemos comprar estos deliciosos moluscos en el mercado de abastos…pero de niña solíamos adquirirlos en la lonja; aunque ya sólo fuese por vivir el espectáculo de la subasta del pescado y el marisco en directo…toda una experiencia. En muchas ocasiones nos íbamos con las manos vacías, pero la visita ya habría merecido la pena.

También durante mi infancia, en mi casa éramos aficionados al marisqueo…en ocasiones nos aproximábamos a las rocas de Cabo Silleiro, a la caza de la mejor nécora o pulpo….y en ocasiones, y de la arena húmeda, extraíamos navajas y berberechos! Las chirlas se nos resistían más, pero se de buena tinta, que abundaban en Playa América! Y es que cómo no se va a extraer buena materia prima de unas aguas tan puras como las nuestras.

Hoy en día el marisqueo es ilegal, así que nos conformamos con adquirir las chirlas en el mercado, que aunque sea menos romántico, siguen estando muy frescas y destacando por el sabor inigualable de las rías gallegas!

A continuación, voy a compartir con vosotros, una de las posibles recetas elaboradas con amor en los hogares gallegos… en este caso la de Manolita Correa, una gran cocinera y suegra de mi hermano, que os aseguro que es para chuparse los dedos! Para comenzar, la apertura de la chirla se hace en una olla SIN agua! Vertemos todo el género, y esperamos a que abran sus conchas al calor del fuego…si sueltan algo de juguito, lo guardamos para aderezar al final de la preparación!

En una sartén con aceite de oliva, sofreímos: cebolla, ajito, pimiento, zanahoria y puerro…todo bien picadito. En algunas casas, el puerro no es un ingrediente a destacar en esta receta, pero creo que le da un sabor inigualable al plato!

Cuando está ya a punto, vertemos en la sartén un vasito de vino blanco y una cucharada de pimentón dulce y otro poco de pimentón picante al gusto…cuidado con que el fuego no esté muy caliente, o se quemarán estos dos últimos ingredientes! Según la receta de Manolita, y llegados a este punto, también debemos añadirle un generoso chorro de nata para cocinar, ya que ésta le da un regusto especial! Probadlo!

Extraemos un poco de aceite de la sartén, para disolver en el mismo pan rallado…de esta forma la salsa adquirirá una textura más espesa, en la cual dará gusto mojar el pan!!

Devolvemos el aceite con el pan rallado a la sartén y añadimos el agua que las chirlas hayan podido soltar durante la apertura de sus conchas!

Pues ya sólo nos queda regar los moluscos con esta deliciosa salsa, y disfrutar de uno de los platos más sabrosos de la cocina gallega…sin olvidarnos de acompañar la comida con un buen pan con potente miga, para disfrutar haciendo sopas en la salsita sobrante y por supuesto de un buen vino de Alvariño!! A disfrutar!

Y desde este paisaje tan idílico, me despido hasta el próximo post!

Te ha gustado este post, compártelo!Share on FacebookTweet about this on Twitter

9 Comentarios

  1. Se ve y suena riquísimo !!!! Lo probaré, me encantan las almejas
    Gracias Maria por compartir la receta tan especial de una madre, siempre digo que todas las mamás deberían tener un Recetario que vaya llegando a todas las generaciones, son las verdaderas chef !
    xx
    http://www.saison.es

  2. Que suerte disfrutar del marisco rico de tu tierra…aunque he de decir que me pongo las botas cada vez que voy a casa de mi suegra em Asturias!
    El sonido de la lonja cuando llegan los barcos,las pujas,ese olor a pescado del bueno…gloria bendita.
    Probaré tu receta…me encanta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.