• Recetas

Calçotada en familia!

Hoy estoy aquí, para compartir con vosotros una gran experiencia culinaria! La degustación de los Calçots…seguro q muchos sabéis lo que son e incluso los habéis probado…pero en tierras gallegas no se estilan, y por lo tanto yo era profana en la materia…y la pregunta es… “Cómo he podido vivir tanto tiempo sin haberlos probado si quiera!” Son espectacularmente deliciosos!

Vamos a entrar en materia…los calçots son una variedad de cebolletas alargadas, que se preparan a la brasa y se comen con la mano, aderezados con una salsa especial: salvitxada o romescu.

Y por lo tanto la calçotada, es una fiesta gastronómica típica de la región occidental de Cataluña ( de Valls, provincia de Tarragona) que en las últimas décadas puede degustarse en casi cualquier parte de la comunidad!

La época en la que se cultivan, y en la que te puedes rechupetear los dedos es durante el final del invierno y comienzos de la primavera.

Lo curioso es que yo me estrené en Quintanar de la Orden!!!…pero todo tiene una explicación! Tengo familia política catalana viviendo allí!

En cuanto a la preparación, cuando ya la brasa estaba en su punto, y los Calçots amarrados en las parrillas…

llegó el momento de “churruscarlos”! Y digo churruscarlos, porque el tiempo q están sobre el fuego es mínimo ( 10 minutillos más menos ) y salen de allí carbonizados por fuera…!


De ahí, rápidamente envolvieron los manojos, en este caso, en papel de periódico ( para dejar que con el calor se siguiesen haciendo por dentro )… Y los guardaron en cajitas de cartón…

Mientras tanto, la brasa se aprovechó para hacer alcachofas ( con sal y chorrito de aceite ) y unas deliciosas butifarras catalanas…

A la medía horita más menos, los Calçots llegaron a la mesa y comenzó la fiesta! Y como a dónde fueres, haz lo que vieres, pues empece a pelarlos, tal y como hacían mis compañeros de mesa…

Retiré la parte externa, más dura y gruesa, y a disfrutar del interior tierno y sabroso…eso sí, no sin antes mojarlo en el romescu! Qué delicia, que explosión de sabores…eso si, acabamos pringados, porque parece ser q en algunos sitios se suele emplear un baberito, pero nos pusimos las botas!!!

No hay como comer cosas ricas en buena compañía…

Con respecto a la salsa romescu, se puede comprar en supermercados…pero yo estoy más a favor de lo casero…

así qué os contaré como la elaboro yo…pero eso será en otro post!

Besazos enormes y a introducirse en el mundo del calçot…daos prisa q se acaba la temporada!

Hasta pronto!

Te ha gustado este post, compártelo!Share on FacebookTweet about this on Twitter

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.